damnatio memoriae
damnatio memoriae

Con estas dos palabras se expresaba en la época de los césares el deseo de borrar de la memoria colectiva el recuerdo de un enemigo. Al igual que solía hacer el Senado romano, la izquierda demócrata estadounidensepor extensión la occidentalmuestra de esta manera su inquina hacia la figura de Donald Trump.

Damnatio memoriae es una locución latína que literalmente significa «condena de la memoria»

El personal concepto de odio del que hace gala los progresistas de todas las naciones suele manifestarse de una manera tan hipócrita y descarada. De hecho, este resentimiento solo adquiere una vertiente peyorativa cuando se aparta del pensamiento único que tratan de imponer por todos los medios en el mundo occidental. Un enconamiento a cualquier razonamiento que cuestione los dogmas que defiende la izquierda internacional.

Que el ex-presidente Trump jamás ha actuado movido por el odio es una evidencia que solo una mente retorcida podría negar. Que los movimientos violentos de ultraizquierda siembren el terror en el ámbito urbano o a través de los medios de comunicación sociales es una realidad que pretenden ocultar a la opinión pública.

El mundo parece haber enloquecido. Pretenden dirigirnos en nuestra conducta hasta los niveles más íntimos. Se han otorgado el derecho de decirnos en qué debemos pensar, qué debemos creer. Desde el pasado siglo no ha existido en el planeta un movimiento tan sumamente totalitario. Pretenden reescribir la historia, borrando de ella a todo aquel que les incomode. Su propósito, al fin y al cabo es impedir que cualquier movimiento de resistencia democrática cuestione en el futuro el orden establecido.

En tanto que una sociedad adoctrinada no despierte de su letargo y plante cara al experimento social que pretenden en este planeta, la humanidad quedará sometida al capricho de los poderes que dirijen el movimiento globalista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here