grupo municipal de vox en sax
grupo municipal de vox en sax

El Equipo de Gobierno Municipal ha omitido el turno de ruegos y preguntas del público en la grabación de la sesión plenaria celebrada el pasado 25 de noviembre.

Según denuncia VOX, es la primera vez que las preguntas del público asistente a los plenos de la Corporación Municipal y las respuestas del Equipo de Gobierno a las mismas se suprimen en la grabación en vídeo de una sesión plenaria, impidiendo su conocimiento a la ciudadanía.

Casualmente, tal hecho ha tenido lugar al término de una sesión plenaria en la que representantes de VOX han formulado preguntas comprometedoras sobre cuestiones como la tramitación del Plan General de Sax, la aplicación de la Ley de Dependencia o la aprobación de la Ordenanza de Convivencia Ciudadana, algunas de las cuales han quedado sin respuesta por parte del Equipo de Gobierno, y pocos días después de que VOX solicitara al Ayuntamiento que se facilitase un micrófono al público interviniente en los Plenos para mejorar su audición.

​En opinión de la formación política, se trata de un acto de censura inaceptable e impropio de un gobierno democrático, como debería ser el Gobierno Municipal de Sax, cuyo único fin es sustraer a la opinión pública del conocimiento de los aspectos más polémicos de la actuación municipal, impidiendo a la ciudadanía formarse una opinión fundada y basada en informaciones contrastadas sobre los problemas que afectan al Municipio.

VOX quiere señalar que la censura es una actuación contraria a la libertad de expresión y a la libertad de información, derechos fundamentales protegidos por nuestra Constitución.

Por eso, pese a las maniobras del Equipo de Gobierno Municipal para silenciarlo, VOX continuará asistiendo a los Plenos del Ayuntamiento y formulando las preguntas que estime necesarias para poner de manifiesto las malas prácticas de la Corporación Municipal siempre que lo considere oportuno, y que divulgará su propia grabación de las preguntas formuladas en el Pleno que el Gobierno Municipal ha tratado de ocultar.

Cuando el pueblo no puede recibir toda la información, no se puede formar una opinión política de una u otra índole con garantías de veracidad suficientes y necesarias, y es asaltado directamente en uno de sus derechos fundamentales recogidos en nuestra Constitución.

El pueblo de Sax debería saber, que no hay que temer a los que tienen otra opinión, sino a aquellos que les ocultan datos para poder ser libres de forjarse la suya.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here