martes, abril 13, 2021

Eliminando barreras

Más leido

Mucho ha llovido ya desde ese Real Decreto 1/1988 de 22 de febrero, dónde se nos permitía a las mujeres formar parte de las Fuerzas Armadas; de esos años en los cuales fuimos adentrándonos en un mundo exclusivo para hombres, abriéndonos pasos y derribando muros hasta entonces infranqueables para nosotras.

No todo ha sido un camino de rosas, este camino ha tenido muchas espinas, que gracias a nuestro trabajo se están eliminando. Hemos tenido que demostrar durante muchos años nuestra valía como integrantes de las Fuerzas Armadas, bien perteneciendo a las Armada Española, al ejército de Tierra o al del Aire, siempre esforzándonos para que no se interpretase como un “capricho femenino” el querer pertenecer a nuestro Ejército.

Al principio fue muy difícil, estábamos muy solas en esta nueva andadura: tuvimos que luchar por la igualdad de oportunidades, de trato o de condiciones.

Hoy en día esas barreras están cayendo y afortunadamente no tenemos que estar demostrando continuamente nuestra valía, aunque aún queda algunas barreras. Las mujeres estamos plenamente capacitadas para desempeñar con las misma eficacia que un compañero cualquier misión, empleo o función que se nos designe.

Actualmente somos más de 15.000 mujeres, lo que supone cerca del 13% del total de los efectivos de nuestras Fuerzas Armadas.

Como integrante de las Fuerzas Armadas me siento orgullosa de pertenecer a ella. Mi camino no ha tenido tantas espinas ni barreras gracias a mis compañeras que me precedieron y fueron eliminando cualquier obstáculo y allanando el camino para las que veníamos detrás. Cómo en cualquier trabajo ha habido luces y sombras, pero las sombras se van apagando gracias a las luces.

Hay muchísimas compañeras que brillan por su trabajo o por sus méritos conseguidos, pero quiero destacar a tres de ellas que ya han hecho historia dentro de las Fuerzas Armadas:

  • Patricia Ortega (General de Brigada del Ejército de Tierra): la primera mujer en alcanzar el rango de Coronel.
  • Rosa M.ª García-Malea (comandante del Ejército del Aire): la primera mujer en pilotar un caza de combate.
  • Esther Yáñez (Capitán de Fragata de la Armada): la primera mujer al mando de un buque militar.

Mi deseo: que todas estemos en las mismas condiciones que nuestros compañeros en cualquier actividad laboral que elijamos: ya sea como militar, médicas, dependientas, camareras, profesoras…, que dejemos de estar demostrando que somos válidas para cualquier cosa que decidamos hacer y que jamás se nos cuestione por el simple hecho de ser mujer.

- Advertisement -spot_img

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos