VOX Burriana
VOX Burriana

Debido a la crisis sanitaria y la nefasta gestión de los Gobiernos Nacional, Autonómico y Local, el pasado año fue letal para empresarios comerciantes y familias, que además de sufrir una brutal restricción de libertades, perdieron más del 60% de su facturación en algunos casos, llevando a muchos de ellos al cierre y a la ruina.

El pasado mes de noviembre de 2020 el concejal del Grupo Municipal VOX, Jesús Albiol, alertó en la Comisión de Bienestar Social que se había detectado la existencia de algunos beneficiarios de las ayudas del Ayuntamiento que sistemáticamente rechazaban ofertas de empleo, haciendo de las ayudas su forma de vida, y perjudicando a los que realmente necesitan las ayudas en un momento puntual y por circunstancias extraordinarias.

Ante esta situación, Jesús Albiol, preguntó a la Concejal Delegada de Servicios Sociales si tenían alguna previsión de cara los presupuestos del presente año, ya que 2021 se presentaba peor en lo económico que 2020, a lo que le contestaron con un rotundo “NO”.

Finalmente se aprobaron los presupuestos municipales, con el voto en contra de VOX y el resto de grupos de la oposición, en los cuales contemplaban únicamente 100.000€ más que en el presupuesto de 2020 para Servicios Sociales, una cantidad insuficiente a todas luces. Hay que tener en cuenta que en el momento de la aprobación del presupuesto de 2020 no estábamos en una situación de pandemia.

Recientemente se ha iniciado la campaña de la renta del ejercicio 2020. En España, cerca de 3.500.000 de contribuyentes recibieron prestaciones del SEPE, prestaciones que no están exentas del impuesto de la renta, IRPF, y a las cuales no se les aplicó la retención.

En términos generales están obligados a presentar la renta aquellos cuyos ingresos superasen los 22.000€, pero cuando se tienen dos pagadores la cantidad baja a 14.000€, esto supone que todos aquellos que hayan sido afectados por un ERTE tuvieron en 2020 dos pagadores, y este año estarán obligados a presentar la declaración del IRPF aún con renta bajas, y por tanto a pagar, ya que en la prestación no se les descontó el IRPF, por error del SEPE.

A la falta de previsión del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burriana se suma el error del SEPE , y como consecuencia tendremos en Burriana a cientos de vecinos que, estando ya en una situación económica precaria, se verán obligados a pagar entre 500€ y 1000€ sin tener recursos para hacer frente a dicho pago, más ruina y miseria.

Ante esta situación, Jesús Albiol, propuso en la Comisión de Bienestar Social que se implantaran ayudas para los burrianenses afectados por haber tenido dos pagadores en 2020, la respuesta de la Concejal Delegada fue que “ya se iría viendo”.

Es inadmisible que los gobernantes no se anticipen a los problemas para facilitar la vida de sus gobernados, su incapacidad de gestión perjudica a los más necesitados de Burriana.

Esperemos que recojan el guante, se pongan a trabajar, y preparen una batería de medidas para ayudar a los vecinos de Burriana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here