14.5 C
Cadiz
jueves, febrero 25, 2021

La nueva casta comunista

Más leido

Dado que en su mente -y ya lo han manifestado en más de una ocasión- está perpetuarse en el poder, la nueva casta comunista no tiene escrúpulos alguno en servirse de los recursos públicos en su propio provecho. Y a diferencia de la derecha acomplejada de nuestro país, se consideran seguros en su creencia de que ellos representan la genuina democracia y, por tanto, son merecedores de disponer a su antojo de todo lo que pretendan apropiarse.

El ministerio de Igualdad, presidido por Irene Montero, no deja de llevar a los titulares a la prensa sobre este particular. Sin ningún pudor promociona a sus conocidos y simpatizantes, carentes de preparación. Teniendo solo en su haber un total servilismo a su benefactora, se sirven obscenamente de cualquier recurso del estado para sus fines personales. Todo, por su puesto, a cuenta de los pocos españoles que aún conservan su trabajo.

Adjudicándole el cargo de Jefa de Gabinete Adjunto, esta panadera reconvertida en alto cargo tendrá como misión servir de niñera a la ministra Irene Montero

La afortunada, en esta ocasión, ha sido María Teresa Arévalo, quien ha cumplido sus más optimistas aspiraciones, convirtiéndose de la noche a la mañana en la niñera mayor del reino con un sueldo de más de cincuenta mil euros (el equivalente a la cuota mensual de 180 autónomos). Así pagamos con dinero público a un asistente más -por si no hubiera ya suficientes en el sobredimensionado ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias-.

Un ejecutivo social-comunista que parece no tener límite en subir los impuestos al maltratado colectivo de trabajadores por cuenta propia a fin de financiar todos estos innecesarios altos cargos.

Este es, por desgracia, otro ejemplo más de la generación que aspira a vivir sin trabajar, y a lucrarse en la política. Sus vidas pasan sin demostrar nada en su curriculum personal ni profesional, más que una sobrada actitud de sumisión al líder progresista del momento y plantearse como meta su participación en mil y una movilizaciones.

Queda bien a las claras que en España no sirve de nada esforzarse, los méritos personales y profesionales, formarse lo mejor posible, trabajar y contribuir a tu país. Sale mucho más rentable el chollo de la política.

- Advertisement -

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Últimos artículos