grupo municipal de vox en alicante
grupo municipal de vox en alicante

El Pleno de esta semana en el Ayuntamiento de Alicante traerá otro enfrentamiento más con el equipo de gobierno municipal, compuesto por Partido Popular y Ciudadanos, por parte del grupo municipal de Vox. El motivo son dos actuaciones llevadas a cabo por la Concejalía de Igualdad. Por un lado, una obra de teatro para niños de 8 años en la que se ataca abiertamente a la familia, empleando lenguaje sexual y utilizando eslóganes políticos de la izquierda y, por otro, un cuestionario del Plan Municipal LGTBI en el que se pregunta a niños de 12 años en los institutos alicantinos sobre orientación sexual, identidad sexual e, incluso, si aceptarían tener un hijo homosexual.

Según el Portavoz Municipal, Mario Ortolá, “el bipartito alicantino ha ido ya demasiado lejos con estas dos actividades. Es evidente que han comprado el ideario de la izquierda que odia el derecho de los padres a educar a sus hijos en sus convicciones morales y religiosas, recogida en el artículo 27 de la Constitución. No entendemos que el Partido Popular y Ciudadanos busquen el mismo adoctrinamiento infantil que la izquierda más sectaria. Es intolerable que se use nuestro Ayuntamiento para dar impulso a las políticas de envenenar a nuestros hijos con sus eslóganes políticos y su ideología de género. Buscan confundir a unos niños que todavía no tienen la capacidad ni el raciocinio de abordar su propia sexualidad e identidad y que, en cualquier caso, eso debe hacerse en el ámbito familiar y no en actuaciones políticas.”

“El Ayuntamiento de Alicante debería centrarse más en ayudar a nuestro tejido económico que ha sido aplastado por la arbitrariedad de los gobiernos de Pedro Sánchez y Ximo Puig y menos en hacerle el trabajo a Pablo Iglesias y su Agenda 2030, tan peligrosa para los españoles y que busca romper los pilares fundamentales de nuestra Nación como es la familia y la Libertad. Luís Barcala no puede ser el cabecilla de una sucursal podemita en nuestra ciudad y desde aquí le exigimos que ordene el cese inmediato de todas las actividades para niños en materia de Igualdad así como a pedir disculpas a las familias alicantinas por haber patrocinado con dinero público una obra de teatro en la que se dicen cosas como que “la regla es como un yogur con trocitos” o “la rata de mi madre me compró una Barbie falsa”. Es absolutamente indecente que el dinero de los impuestos de unos alicantinos a los que se les impide trabajar con normalidad vaya destinado a la agenda ideológica de la izquierda radical. Asimismo, le pedimos al Alcalde que cese inmediatamente a su concejal de igualdad, María Conejero, por haber sido la instigadora de ambas actividades aunque, en cuanto al Plan LGTBI, ha sido idea de la vicealcaldesa Mari Carmen Sánchez. Desde VOX les decimos una sola cosa: saquen las manos de la educación de nuestros hijos. La educación en valores morales pertenece única y exclusivamente a los padres”, afirma Ortolá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here