vox villajoyosa
vox villajoyosa

Dos de las tres capitales de provincia de nuestra región, gobernadas por los socialistas o con miembros socialistas en sus gobiernos. En la Generalidad, seguimos padeciendo al “Botánico”, y en Villajoyosa, la caprichosa aritmética parlamentaria hace que nos hallemos bajo otro gobierno de izquierda pancatalanista.

Esta es la situación tenemos, y hasta los próximos comicios regionales y municipales no se podrá cambiar.

De momento a los vileros nos toca este alcalde, pero ¿qué hace nuestro alcalde Andreu Verdú? Bueno, pues como miembro del Partido Socialista del inexistente “País Valenciano”, sigue la hoja de ruta por la que dicha formación se rige: en lugar de unos buenos accesos a la Playa Centro, se deja el dinero en pintar bancos con los colores corporativos de los lobbys feminista y LGTB, en lugar de potenciar la rica cultura de Villajoyosa, avanza en la catalanización del territorio. Para muestra, el hecho de haber cambiado el topónimo del pueblo de forma arbitraria, contraviniendo la realidad histórica desde nuestro fundador Bernat d´En Sarrià y abrazando las tesis pancatalanistas de Joan Fuster o Pere María Orts al imponer “La Vila-Joiosa”, topónimo inexistente en los mapas del antiguo Reino de Valencia.

Pero mientras juegan a ser la “Cataluña sur” y demás delirios ideológicos ¿qué hay de Villajoyosa? ¿qué sucede con su recuperación tras todos los meses de parón económico y social? Ahí tiene el señor Verdú a Herick Campos, vilero y Director de Turismo de la Generalidad Valenciana, además de diputado en el Congreso. Es decir, el alcalde tiene línea directa tanto con Ximo Puig como con Pedro Sánchez. Por muy socialista que sea y por lo tanto desarraigado para con sus raíces, tradiciones, etc, digo yo que, mediante este miembro tan preponderante de su partido, teniendo en cuenta que tanto la Generalidad como la presidencia del gobierno están ocupadas por dos individuos de su mismo signo político, podría mover ficha para poner a Villajoyosa en el mapa.

Pero no señores, no, una vez más, el alcalde deja pasar una oportunidad de oro para poner a Villajoyosa donde le corresponde y que eso redunde en el beneficio de sus gentes. Porque muchas veces se olvida, pero “La Vila” (sin “Joiosa”, eso para los estelados y cuatribarrados, que nosotros somos gente de bien) es capital de la comarca de la Marina Baja. Pues bien, el pasado día 14 de noviembre Pedro Sánchez anunció en el Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas (Iventtur) el hecho de querer convertir a Benidorm en el baluarte de la recuperación económica de la zona mediante una red de digitalización de destinos turísticos uniéndolos en una misma plataforma.

Desde VOX Villajoyosa no podemos hacer otra cosa que alegrarnos por la recuperación de una ciudad hermana, pues somos interdependientes laboralmente y económicamente entre ambas. Pero también nos preguntamos ¿hasta dónde llega la nulidad política del señor Verdú?

¿Cómo debe ser para que, teniendo Generalidad, Gobierno nacional y Dirección General de Turismo de su mismo color político hayan llevado esta iniciativa a una localidad gobernada por el PPCV?

El señor Verdú y su gobierno estarán muy ocupados acabando a marchas forzadas con la identidad de nuestro pueblo promoviendo el pancatalanismo y demás quimeras, desatendiendo así las necesidades de un pueblo que carece en su arteria principal de unos semáforos operativos. Pero la realidad es que, por su inutilidad crónica, hasta los que pertenecen a una fuerza política adversaria al PSPV-PSOE, parecen tener más peso que él en su propio partido.

Unas navidades más, parece que a los vileros nos toca carbón por los pecados del alcalde. El pueblo toma nota, más aún en esta calamitosa situación económica, agravada sin duda por las paupérrimas inversiones de la Generalidad y de los PGE en nuestra provincia de Alicante (para no variar), y este “Botánico” a pequeña escala que padecemos en Villajoyosa, recibirá su cantidad carbón correspondiente en los comicios municipales de 2023.

Será VOX Villajoyosa el encargado de desalojar a la izquierda ruinosa pancatalanista de nuestro ayuntamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here